11 Cosas que toda Empresa debe tener

Contrato Individual y de Confidencialidad

CONTRATO INVIDUAL

Un contrato es un acuerdo legalmente vinculante entre dos partes, la empresa y el empleado, y está diseñado para dar seguridad y protección a ambas partes.
Para el empleado, el contrato aporta la seguridad de trabajar en un negocio profesional que ha definido claramente sus obligaciones y el acuerdo respecto a todos los términos del empleo.

Para la empresa, permite tener la seguridad de que el empleado es totalmente consciente de sus obligaciones y que ha acordado cumplir los términos establecidos. Para la empresa, el contrato también puede tener la intención de proteger a la clientela y la propiedad intelectual del negocio.

CONTRATO DE CONFIDENCIALIDAD

O NDA (“Non Disclosure Agreement”).

Un NDA, es un contrato privado firmado por dos o más partes para regular y evitar la divulgación de información confidencial relacionada con una empresa o un proyecto. Este contrato puede ser unilateral, obligando solo a una de las partes, o bilateral obligando a ambas. Mediante la firma de este contrato, las partes se obligan a no revelar a terceros la información que bajo dicho contrato se considere confidencial y a utilizarla solo para el fin que se haya pactado.

Por lo tanto, el NDA será vital para evitar que terceros puedan valerse de nuestras ideas o secretos industriales para su propio negocio.

Es importante resaltar que los NDAs no sustituyen a las patentes. Es decir, si tenemos algún tipo de invención que es susceptible de ser patentada, debemos proceder a tramitarla ya que la protección será mayor y se convertirá en un importante activo para la empresa. Los NDAs nos pueden ayudar a proteger la información relativa a esa patente, antes de que la misma sea tramitada. En esta fase previa, es vital que ningún competidor se nos adelante y conozca los entresijos de nuestra creación y que los trabajadores que la están desarrollando no releven información delicada. Por ello, sería interesante en este momento, firmar NDAs con trabajadores, asesores externos, expertos, etc.

Es importante especificar claramente quienes son las partes de un NDA. Puede ser nuestra empresa y otra u otras; los fundadores de la empresa y sus empleados, etc.

En este punto cabe destacar que no se debe hacer firmar un NDA a todo aquel que tenga contacto con nuestra idea. Es importante valorar en cada momento quien es la persona con la que tratamos, que tipo de información le revelamos y si tendrá o no intención de divulgarla. Por ejemplo, no es conveniente hacer firmar un NDA a un potencial inversor (Business Angels, Fondos de Inversión, etc.) cuando les presentamos nuestro proyecto con la intención de que inviertan en él. Estas personas tienen un interés puramente económico en nuestra empresa y hacerles firmar un NDA, producirá el efecto contrario: les espantaremos.


Descarga nuestra plantilla para que realices tus contratos, aquí:

Descargar Plantilla

Si tienes alguna duda con la plantilla o bien te gustaría que te ayudáramos a realizar una diferente, escríbeme a:
karla@quierocontratar.com o bien llámame al 8004 1030

Publicaciones Recientes

Add Your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *