Despide a tus Proveedores Experiencias QChamba

Despide a tus Proveedores

Recientemente tuvimos la oportunidad de platicar con nuestros proveedores para ayudarlos a ayudarnos. Hicimos una campaña masiva promoviendo los valores de sus colaboradores, el trabajo en equipo y la cultura de crecimiento constante tanto personal como profesional.  En general, la campaña tuvo un éxito tremendo, recibimos cartas de agradecimiento de parte de muchos de ellos, quienes compartieron con nosotros sus casos de éxito, planes a futuro, métodos de medición y sus nuevas fortalezas adquiridas.

Gracias a esta campaña, también tuvimos la oportunidad de identificar un proveedor en particular, para el cual sus colaboradores recibían nuestros mensajes con mucho anhelo, pero la directiva de la empresa se mostraba apática y desconfiada de las buenas intenciones de la campaña y los deseos de sus empleados de crecer. Semanas más tarde, uno de sus empleados visitó nuestras oficinas y supimos la dura realidad.  La empresa del proveedor simplemente no quiere que su gente crezca, porque desean seguir pagando los sueldos de hace muchos años.  Mantienen la falsa creencia que al mantener sus empleados topados en conocimiento, también los mantendrán tapados en sueldo y prestaciones.

Es fácil comprobar que para que una empresa (cualquier PyME) crezca, sus colaboradores también deben crecer. De hecho, primero debe suceder la causa (la gente crece), para luego estimular el efecto deseado (la PyME crece).

Simplemente imaginemos a la PyME como un recipiente expandible; el contenido de adentro debe expandirse provocando que el recipiente se expanda. El contenido obviamente es la gente que trabaja dentro del recipiente, y la empresa nunca deja de ser una simple hoja guardada en un cajón de administración, para que el Gobierno ejercite el cobro de impuestos correspondiente.

Ese día, decidimos buscar otro proveedor, uno que si quiera crecer junto con nosotros y el resto del mundo. Es la única forma de sobrevivir: cambiar y crecer constantemente para impulsarnos hacia el futuro y generar felicidad a quienes nos rodean.

 

“Incluso la más perfecta espada se oxidará, si es dejada en agua salada”

Sun Tzu – El Arte de la Guerra.

Add Your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *